Ser un consumidor inteligente

Ser un consumidor inteligente no sólo implica buscar siempre los precios más bajos, más bien se trata de tener una noción clara de la relación calidad-servicio-precio, pues al final del día, no tiene caso comprar el artículo con el precio más bajo del mercado cuando éste se romperá apenas trates de usarlo. Ser un consumidor Leer másSer un consumidor inteligente[…]