LOS 6 NIVELES CRÍTICOS FINANCIEROS

Si la Libertad Financiera es nuestra meta final, llegaremos a ella través de una serie de objetivos intermedios o niveles críticos que hay que ir superando para pasar al siguiente. Imagínate un juego de ordenador en el que tienes que superar un nivel para pasar de pantalla, de la misma manera tendremos que ir superando cada uno de los niveles críticos financieros para pasar al siguiente.

Niveles financieros 2

El primer paso será decidir cuál es tu sueño financiero, cuál es el nivel de bienestar financiero que deseas alcanzar. No todo el mundo se propondrá alcanzar la absoluta libertad financiera, no porque no la desee, sino porque hay que asumir que todo tiene un precio y estar decidido a pagarlo para conseguir lo que deseas, bien sea en esfuerzo, en tiempo, en trabajo, en sacrificios o en emociones, entre otras cosas. Y tal vez no compense el precio.

Por otra parte, cada uno ha de tener clara la idea del tipo de vida que desea, lo que desea experimentar, a qué quiere dedicar su tiempo, y no necesariamente ha de ser uno absolutamente rico para vivir como desea.

El segundo paso será determinar en qué nivel financiero te encuentras.

NIVEL 1: PROTECCIÓN FINANCIERA

Es el primer y mínimo objetivo financiero que tienes que asegurarte de alcanzar antes de emprender cualquier otra acción.

Responde a esta pregunta: ¿Cuántas semanas o meses podrías vivir (tú y tu familia) con el mismo ritmo actual (hipoteca incluida) si no ganaras nada a partir de hoy? 

La respuesta es tu nivel de protección actual.

La mayoría de las personas tienen un nivel de protección cero o como mucho de un mes, es decir, viven al día, dependiendo de su sueldo no importa lo grande o pequeño que este sea, porque sin un plan preciso de ahorro se tiende a aumentar el nivel de gasto proporcionalmente al aumento del nivel de ingreso.

NIVEL 2: SEGURIDAD FINANCIERA

El objetivo seguridad financiera se alcanza cuando se llega a acumular una “masa crítica” de capital (lo llamaremos “Gran Capital”) que, utilizada en una inversión segura con un interés del X%, pueda producir una renta constante mensual que permita satisfacer tus necesidades básicas sin trabajar.

Sería un poco como “vivir de rentas” pero en su expresión más básica, ya que hemos reducido al mínimo nuestros gastos básicos.

NIVEL 3: VITALIDAD FINANCIERA

El objetivo vitalidad financiera se alcanza cuando se llega a acumular un Gran Capital que, utilizado en una inversión con un interés del X% pueda producir una renta constante mensual que permita satisfacer tus necesidades básicas del objetivo seguridad más una serie de requisitos

NIVEL 4: INDEPENDENCIA FINANCIERA

El objetivo independencia financiera se alcanza cuando se llega a acumular un Gran Capital que, utilizado en una inversión segura con un interés del X% (el interés que tú consideres apropiado), pueda producir una renta constante mensual que te permita seguir viviendo con el mismo nivel de vida actual (considerando la inflación) para siempre sin que tengas que trabajar a no ser que tú lo elijas.

¡Es decir, ser independiente del trabajo!! Después del “sacrificio” de los niveles protección, seguridad y vitalidad has llegado  al de la independencia que te permite vivir igual que ahora pero “de rentas”.

Evidentemente si sigues trabajando o incorporando otros ingresos irás haciendo crecer tu Gran Capital mucho más deprisa.

NIVEL 5: LIBERTAD FINANCIERA

El objetivo libertad financiera se alcanza cuando, con varias inversiones, se llega a acumular un Gran Capital suficiente para producir una renta constante mensual que te permita seguir viviendo con el nivel de vida que tú desees el resto de tu vida (teniendo en cuenta la inflación)  sin que tengas que trabajar.

Para calcularlo tienes que añadir al objetivo de independencia la cantidad que te permita disfrutar de viajes, un coche nuevo, un apartamento en la playa, etc. Es decir, incorpora algunos de tus sueños materiales y calcula cuál sería su coste mensual (con control porque todavía no estás en el nivel de libertad absoluta)

NIVEL 6: ABSOLUTA LIBERTAD FINANCIERA

El objetivo independencia financiera se alcanza cuando se llega a acumular un Gran Capital suficiente para hacerte sentir libre de poder hacer prácticamente todo lo que desees, cuando quieras, donde quieras y con quien quieras. Que te permita satisfacerte a ti y contribuir con los demás.

Una vez realizado el recorrido por todos los niveles vuelve a revisar las 4 decisiones básicas del principio del módulo, es posible que quieras realizar algunos ajustes.

También es muy importante que decidas cuál es tu meta, la tuya, es posible que te sientas satisfecho si te planteas alcanzar el nivel de vitalidad o independencia financiera y no te interese llegar hasta la libertad absoluta, por el esfuerzo y el tiempo que implica, o simplemente por el estilo de vida que deseas llevar. No se trata de ser multimillonario a toda costa, se trata de vivir la vida que deseas y ser feliz, y el cómo lo sabes tú.

 Responde, pues:

¿Cuál es tu objetivo? ¿Qué Nivel quieres alcanzar?

¿Qué Gran Capital necesitas? 

¿Cuánto tiempo te llevará conseguirlo? 

¿Dónde estás al día de hoy?

Fuente: ESPAI COACH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *