4 CONSEJOS BÁSICOS PARA AHORRAR EN DICIEMBRE

En diciembre, los gastos en regalos, comidas, viajes y fiestas pueden llevarse hasta el último dolar de tu salario, décimos  y de los ahorros del año. En esta época, muy alegre, divertida y llena de muestras de generosidad,  hay el riesgo de que te salgas de tu presupuesto por las fiestas, compromisos sociales, compras navideñas y de fin de año.

Estos consejos te ayudarán a ahorrar y evitar que tus finanzas queden mal paradas:

1- Haz una lista de los gastos que piensas hacer:

  • Fiestas y compromisos sociales (incluidos los de la oficina y amigos), Incluye también los alimentos y bebidas que necesitarás para las reuniones, sea que las organices tú o a las que pienses asistir.
  • Para los regalos de navidad toma en cuenta los gustos y necesidades de las personas, para no “botar” el dinero. Haz una lista de prioridades.
  • Si vas a viajar, los gastos de transporte, hospedaje y alimentación también deben estar en tu lista.

2- Haz un Presupuesto:

  • Suma todos tus ingresos. Ten en cuenta con cuanto dinero cuentas, sueldos, decimos, bonificaciones. Los problemas financieros vienen cuando se gasta más de lo que se tiene. Por eso, es importante que sepas exactamente cuánto hay en tu cuenta bancaria.
  • Define cuánto dinero vas a destinar a los gastos de la lista. Da prioridad a tus gastos fijos (arriendo y/o hipoteca, pago del vehículo, seguros, pensiones escolar, servicios básicos, etc.) para asegurarte de que puedas cubrirlos.

3- Investiga y compara precios:

  • No compres lo primero que veas. Compara precios. En una economía de mercado siempre es posible encontrar mejores precios.
  • No compres regalos caros solo para quedar bien.
  • Recuerda que puedes crear tus propios regalos. Que lo importante no es el precio sino el detalle. Es mejor dar cosas útiles, que se vayan a usar.
  • Organízate con tu familia y amigos para compartir gastos y ahorrar en las reuniones en conjunto.
  • Compra con anticipación. Las compras de último momento resultan más caras, por ser más emocionales. 

4– No te endeudes

  • Paga en efectivo o con tu tarjeta de débito.
  • Si usas una tarjeta de crédito asegúrate de si tienes cupo y si vas a poder pagar en su totalidad cuando llegue el próximo estado de cuenta.
  • Evita usar los pagos diferidos.